jueves, 28 de febrero de 2013

La importancia de la desintoxicación del organismo


Hoy os quiero hablar de la importancia de la desintoxicación antes de los tratamientos faciales y corporales para esta primavera verano, para conseguir mejores resultados y mejor salud...

En esto tiempos cargados de miedos, tensión y estrés, poco tiempo libre, mala alimentación,  etc. considero muy importante centrarse en el desbloqueo y en las curas detox antes de comenzar cualquier tratamiento en cabina o incluso en casa, para potenciar sus efectos y cuidar de modo global el cuerpo y la mente. A largo plazo los resultados serán un éxito total y os compensará.... Constituye el pilar para que cualquier cura posterior sea todo un éxito, y potencia los tratamientos en un 80 %.

¿A quién no le gusta además de tratar un problema estético cuidar su salud? desbloquear y que todo se equilibre en el organismo, tanto a nivel de piel como muscular, de sistema nervioso, digestivo, circulatorio...


                                  

Todos sufrimos una acumulación de toxinas en un momento u otro. Ya sea debido a una sobrecarga alimenticia, a un exceso de estrés o de trabajo, a una enfermedad o sencillamente debido a una mala higiene de vida.  En caso de estar cansado, de tener alteraciones en el sueño, erupciones cutáneas o piel apagada, problemas intestinales, ojos hinchados y ojeras, trastornos digestivos, dolores musculares y de articulaciones, retención,  cambios de humor, ansiedad, estrés, celulitis, grasa localizada, piernas cansadas,... etc. no me lo pensaría dos veces!

El organismo fabrica una gran parte de los deshechos para asegurar su funcionamiento, fundamentalmente durante la digestión, y los desechos que nos quedamos vienen de nuestro entorno y lo que consumimos. En principio, el cuerpo humano esta concebido para evacuar él mismo los deshechos, pero una ayuda potencia cualquier tratamiento.
Estas sesiones de equilibrio trabajan sobre el buen funcionamiento del organismo, del sistema neurovegetativo, sobre el equilibrio de los valores de acidez y alcalinidad y de la circulación de los líquidos del cuerpo y consigue evitar, tratar y prevenir acné, grasa, celulitis, flacidez, contracturas..., en definitiva  evita la acumulación de toxinas en el organismo.
Se pueden tratar todo tipo de inestétismos, y tanto en facial como en corporal; en corporal funciona especialmente rápido en celulitis en cualquiera de sus fases, acumulación de grasa en flancos y abdomen, zona de cartuchera, atonía en brazos y piernas, contracturas musculares, piernas pesadas, envejecimiento, glúteos poco firmes, etc.


La cura detox en cabina:

En un protocolo desintoxicante se necesita trabajar sobre varios factores, en ocasiones nos vendrá bien ayudarnos de equipos de alta tecnología pero en muchas ocasiones las manos expertas y consejos pueden hacer la misma función.


El primer paso es relajar y descontracturar la musculatura y prepara el tejido. La simple técnica de aplicar una vibración de baja frecuencia sobre la piel actúa de transmisor hacia el resto del organismo, sobre el metabolismo celular activándolo, sobre la buena circulación sanguínea y linfática...

Ideal realizar un drenaje bioenérgetico, un drenaje tendino-muscular gracias a ventosas y drenaje manual. Podemos acompañarlo de una sinergia de bioaromas adecuada a cada persona; es mejor empezar a trabajar toda la espalda, zona de eliminación, para-vertebrales y cervicales (independientemente de que sea un tratamiento facial o corporal).  Este paso provoca la aceleración del movimiento de los líquidos orgánicos, estimulando el metabolismo. Y después centrarnos en las zonas con más problema.

El paso siguiente debería trabajar con un electro estimulador de la regeneración, que se aplica sobre los puntos de menor resistencia cutánea (puntos de acupuntura), para facilitar el desbloqueo energético, en su ausencia también podemos trabajar con digitopresión. Al trabajar los puntos de acupuntura de cada meridiano, el cuerpo activa y renueva sus células; la regeneración mental restablece el equilibrio interno; consigue que el cuerpo asimile, queme y elimine de modo equilibrado.


Dentro de la misma sesión se puede añadir un ultrasonido para romper el tejido fibrótico que obstaculiza la circulación tanto hemática como linfática y quemar los triglicéridos acumulados en las células; lo que nos lleva a reducir “piel de naranja”, mejorar el tono de los tejidos volviéndolos más firmes y lisos y modelar o eliminar las grasas localizadas. Para terminar las sesiones se puede trabajar con una radiofrecuencia regenerativa para volver a cada tejido a su mejor momento a la vez de tratar o prevenir flacidez.
Estas curas Detox, se aplican en función de las necesidades de cada persona, desde una sesión hasta 6 sesiones, siempre con 2 días de intervalo.

Para aumentar la eficacia de la cura, además de modificar los hábitos alimenticios son importantes algunos consejos para mejorar toda la higiene de vida.

Algunas ayudas detox en casa:

El agua conduce tanto la nutrición que necesitan nuestras células para funcionar, como los deshechos producidos por el metabolismo celular. Para favorecer la eliminación bebe al menos 1,5 litro al día y regularmente ( insisto en que el agua que tomas a diario debe estar dosificada a lo largo del día, y no concentrar la ingesta en la mañana de trabajo por ejemplo...), además es mejor tomar un agua baja en minerales.

Algunos alimentos no sólo no generan la producción de toxinas en el organismo, sino que además la limitan y ayudan a que el organismo se purifique; la piña y las uvas negras son muy desintoxicantes sobre todo ingeridas en las noches; aunque solo durante unos días, para evitar que la fructosa genere glicación en las células.

                   

Favorece todo lo que puede provocar la transpiración: sauna, hammam, ejercicio físico... Y para permitir que el organismo elimine tranquilamente es ideal relajarse con masajes, meditación o simplemente con una semana de descanso reparador...

                                   
Para mejorar el funcionamiento de los diferentes órganos, se puede suplementar con ya sea con infusiones o nutricosméticos, (el ortofisón, la pilosela, la verbena, el anís estrellado y los rabos de cereza son diuréticos, el carbón vegetal atrae las toxinas del tubo digestivo y las evacua por vía intestinal, la menta y el boldo facilitan el trabajo del hígado, la malva estimula el tránsito, etc).

Se trata fundamentalmente de desbloquear cada organismo y reducir el consumo energético durante uno días, de suprimir o limitar los elementos tóxicos, de consumir alimentos sanos y naturales, y de favorecer el drenaje bebiendo mucha agua; a partor de este momento cualquier tratamiento será  un éxito.


Te apuntas?!