jueves, 19 de enero de 2012

Comer Zen en Occidente

Aunque el ritmo de vida occidental choca con la filosofia zen y es un poco incompatible, tener en mente algunas reglas básicas puede ayudarnos a ponerlas en práctica cuando podamos... E ir recuperando el cuerpo tras los atracones navideños...




Las japonesas están especialmente delgadas y vitales en gran parte por su alimentación y por su disciplina, y sabes que cosas tienen muy en cuenta?!

Lo primero es que comer con palillos es una gran estrategía para comer poco, verdad?!.... pero a esto añaden muchas más pautas...

No beben durante las comidas, beben después para que los líquidos no diluyan el jugo gástrico y así no entorpecer la digestión.

Evitan todos los alimentos con colorantes, conservantes, edulcorantes, insecticidas, aditivos....y todo lo no orgánico. Intentan tomar siempre alimentos frescos y de temporada, muchas frutas, verduras y hortalizas... Y las toman al vapor, crudas o en zumos.



Según su filosofia los alimentos no se deben tomar ni demasiados fríos ni demasiado calientes porque se ralentizan las digestiones.

Hacen 4 ó 5 comidas al día sin saltarse ni un solo día, y se plantean que para estar bien alimentadas no deben sentir hambre al menos en las 4 ó 5 horas después de cada comida.

Cenan muy poco, recordando lo de "Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo". E intentan caminar siempre un rato después de las comidas y especialmente de la cena.

Mastican lenta y cuidadosamente cada bocado, saboreandolo al máximo. Ideal masticar al menos 30 veces cada bocado, para salivar más y tener menos necesidad de beber;  de este modo también se come menos, yo creo que porque te cansas.... Los asiaticos en general suelen evitar los nervios y el estrés mientras comen.



No utilizan condimentos industriales.  Y en el caso de la sal intentan tomar sal marina y no refinada. Para endulzar mejor optar por la miel y evitar el azúcar, en especial el blanco.

Procuran no tomar café, y lo intentan sustituir por té. Y pueden incluso desayunar, comer y cenar pescado, por su gran aporte de omega 3 y ácidos grasos muchos especialistas cuentan que es su clave de longevidad y buena salud.





En resumen que para ser y comer zen deberiamos no desayunar de pie, comer a toda prisa ni tampoco cenar sin parar a descansar.  

¡¿Probamos a comer más despacio,  incluso aunque te veas obligad@ a comer fuera de casa?! 

L@s japones@s suelen tener una gran figura y salud, pero no por renunciar a comer; simplemente saben cómo y qué comer.







2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar