jueves, 7 de abril de 2011

Ejercicios diarios para un rostro más joven.

En nuestra cara existen músculos como todos sabemos, y aunque tenemos asumido que el cuerpo se modela y se cambia de forma gracias al ejercicio no aplicamos la misma creencia a nuestro rostro. El rostro humano es lamás desarrollado del reino animal....  y ejercitar estos músculos nos ayudará a devolver a la piel su firmeza y elasticidad y, además, a eliminar las arrugas.


Te recomiendo alguno de los ejercicos que pautamos en el centro al realizarte un Facial Antiaging,  pauta de ejercicios para añadir a la rutina diaria de cuidado. Son estiramientos para tonificar  todos los músculos faciales, aumentando la circulación y liberando la tensión acumulada durante el día.


 

La caída o flaccidez facial se aprecia principalmente en las comisuras y rictus de los labios, en los párpados inferiores o bolsas de los ojos y en la zona del mentón y del cuello. La gimnasia facial no sólo nos evita pasar por el quirófano para reparar los efectos del tiempo sobre nuestro rostro, sino que, además nos ayuda a colocar los músculos, y nunca nos cambia la expresión de la cara.

Puedes empezar a practicar desde la adolescencia y es  recomendable a partir de los 25 años; sería exactamente igual que hacer deporte pero en el rostro. Y lógicamente no tiene ninguna contraindicación, excepto si llevas Botox, que no podrás hacerlo en esas zonas.




Para reafirmar algunos de los músculos faciales:


Contra las arrugas de los labios: Pronunciar 10 veces y en voz alta las vocales: A , E , I , O , U estirando la boca al máximo. Repetir diariamente en la mañana y en la noche.

Para tonificar la piel del rostro: Cerrar la boca y mover 10 veces la lengua, llevándola de derecha a izquierda y viceversa. Unas 4 veces por semana, en días alternos




Para reafirmar el cuello: Pronunciar 10 veces cada noche la letra X de forma exagerada, contrayendo al máximo los músculos. Después de la aplicación del suero y crema. Y un truco para eliminar doble mentón es mascar chicle, trabaja los músculos del rostro, cuello e incluso escote, lo ideal es masticar durante un buen rato cada día, el truco es que utilices una buena cantidad ( 2 chicles) y realices la masticación en forma muy exagerada.


Para el doble mentón o “papada”: Es seguramente una de las zonas que menos gustan a las mujeres porque nos suma años y da sensación de exceso de volumen en general. Para evitarlo, levanta la barbilla y coloca la mano debajo de los músculos de la mandíbula, estirar hacia delante y hacia arriba. También podemos intentar abrir la boca de manera suave en esta posición. Estaremos así durante unos segundos y luego relajaremos.  Abrir la boca al máximo y mover la mandíbula inferior hacia dentro y hacia fuera alternativamente, sin disimular la tensión.
Podemos repetir esta operación 10/12 veces. 



 


Para fortalecer las mejillas: Inspirar e hinchar los carrillos al máximo. Relajar y repetir diez veces más.  Unas 4 veces por semana, en días alternos. Torcer los labios a la derecha, de forma que tiren del pómulo izquierdo. Realizar la misma operación hacia la izquierda, de forma que tire bien del pómulo derecho. Y poner los carrillos y los labios en posición de soplar, hacer fuerza con los labios sin mover de lugar. Mantener la presión al menos 10 segundos. Abrir la boca al máximo, como si fuéramos a gritar la letra A, forzando todos los músculos que rodean los labios. Apretar los dientes y hacer al mismo tiempo muecas con los labios hacia arriba, hacia los lados y hacia afuera.

Contra los párpados hinchados y las bolsas de los ojos: Apoyar los dedos en las sienes y cerrar con fuerza los párpados durante 10 segundos, en la derecha y en la izquierda (repetir 5 veces en cada sentido). Para terminar, cerrar los ojos y procurar relajar al máximo los rasgos.

Para las arrugas de la frente: En este ejercicio situaremos las yemas de los dedos sobre las cejas y las moveremos de arriba abajo durante unas 15 veces (que podemos ir ampliando al paso de los días, hasta llegar a 50 veces) sin retirar los dedos de esa zona. Este ejercicio  también nos permite reducir las patas de gallo del orbicular del ojo.



Para evitar o minimizar las ojeras y bolsas: intenta cerrar los ojos con el párpado inferior sin mover el superior y sin fruncir el entrecejo.  Sube y baja el párpado de abajo 15 veces, lentamente.
La última vez que lo subes, cuenta hasta 15 con el párpado subido y  después déjalo totalmente relajado.

Para eliminar las arrugas y conseguir más volumen labial: con las manos en puño pon los pulgares en la boca, con las manos mirando hacia la encía. Los dedos han de estar entre el labio superior y la encía.
Presiona con los labios hacia los dedos y viceversa. Haz 15 presiones y relajaciones y mantén 15 segundos en la última antes de relajar.


La gimnasia facial es muy agradecida porque los músculos del rostro son más pequeños y más delgados que en el resto del cuerpo, lo que favorece resultados más rápidos.


Qué os parece? Añadireis la Gimnasia Facial a vuestro deporte diario?

Deja un comentario si quieres saber como tonifcar y rafirmar alguna zona que no he puesto....